¿Sabías que los ronquidos, episodios de asfixia y fatiga constante podrían significar un trastorno de Apnea del Sueño?

a

 

Trastornos respiratorios del dormir: Apnea del Sueño

 

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es una enfermedad que se produce por la obstrucción total o parcial de la vía aérea superior, es decir de la faringe o garganta, lo que produce pausas periódicas en la respiración y como consecuencia de esto se producen caídas intermitentes en los niveles de oxigenación sanguínea.

 

¿Cuáles son las consecuencias de Apnea del Sueño?
Las personas con Apnea del Sueño suelen presentar complicaciones a largo plazo como consecuencia de las caídas intermitentes en los niveles de oxigenación sanguínea y el estrés que genera este fenómeno en el organismo; estas complicaciones incluyen a la hipertensión arterial, arritmias cardiacas, síndrome metabólico, diabetes, hígado graso, alteraciones del colesterol, obesidad, impotencia sexual, alteraciones de memoria, entre otras.

 

¿Cómo sospechar Apnea del Sueño?
Las personas con Apnea del Sueño suelen tener síntomas nocturnos y diurnos:

  • Durante la noche los compañeros de habitación pueden observar ronquido intenso y continuo, pausas en la respiración entre ronquidos, episodios de asfixia o esfuerzo para respirar, los despertares asfícticos son raros y usualmente se ven en enfermedad severa.
  • Durante el día el paciente suele sentir que tiene mala calidad de sueño, sueño no reparador, fatiga diurna, somnolencia cuando se encuentra sin actividades, descansando o después de comer.

¿Quiénes tienen más riesgo de tener Apnea del Sueño?
La Apnea del Sueño es más frecuente en hombres mayores de 40 años, personas con sobrepeso u obesidad, personas con hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, diabetes o hipotirodismo.

 

¿Cómo confirmar la Apnea del Sueño?
Para confirmar el diagnóstico de Apnea del Sueño es necesario realizar un estudio de monitoreo del sueño, que consiste en colocar un equipo para dormir; este equipo monitorea la respiración, el esfuerzo respiratorio, la actividad cardiaca y la oxigenación durante toda una noche de sueño. Con el análisis de este registro se puede determinar la severidad de las pausas en la respiración y el impacto en la oxigenación sanguínea y la respuesta cardiaca.

 

Si crees que puedes tener apnea del sueño o tus amigos familiares lo sospechan, debes tener una evaluación para realizarte un monitoreo de sueño.

 

DR. EDWIN HERNANDO HERRERA FLORES
Médico Neumólogo